DEL OTRO LADO DEL MURO… Reviewed by Momizat on . Por: Ana Isabel Castillo ¿Quién mató a Trayvon Martin? La discriminación es un tema global que se vive de manera diferente en cada país, por ejemplo, en México Por: Ana Isabel Castillo ¿Quién mató a Trayvon Martin? La discriminación es un tema global que se vive de manera diferente en cada país, por ejemplo, en México Rating:
You Are Here: Home » Opinión » Columna del Día » DEL OTRO LADO DEL MURO…

DEL OTRO LADO DEL MURO…

Por: Ana Isabel Castillo

¿Quién mató a Trayvon Martin?

La discriminación es un tema global que se vive de manera diferente en cada país, por ejemplo, en México no hay problema en llamar a alguien “negro”, o usar el dicho “trabajo como negro para vivir como blanco”, pero acá, de este lado de muro, estamos llegando al punto en que no se pueden pedir “frijoles negros” porque ya se sienten ofendidos. Esto es pan de cada día. Perfecto ejemplo, el caso de la muerte de Tryvon Martin.

Este caso está causando tal controversia que hasta el mismo presidente Barack Obama hizo comentarios al respecto –que no es común-, y dio su respaldo moral hacia la comunidad afro-americana, llamando esto –sin decirlo directamente- un crimen de odio.

Esta fatal historia empezó la noche del 26 de febrero del año pasado, en Sanford, Florida, cuando el estudiante de preparatoria de 17 años, de origen afro-americano, visitaba el vecindario en donde George Zimmerman era el coordinador de “vigilantes del vecindario”. Una especie de velador, pero armado y con derecho a disparar si así lo creía necesario; y eso fue lo que hizo, argumentando defensa propia.

A esto siguió su detención, y un largo juicio en el que se le acusó de muerte en segundo grado y homicidio sin premeditación, del que recientemente sería declarado inocente, lo cual causó indignación en la comunidad afro-americana, y abrió muchas heridas de generaciones y épocas pasadas.

El punto central de este homicidio no debería ser el color de los personajes, sino por qué hay leyes que permiten que cualquier persona pueda portar un arma, dispararle y decir que fue en defensa propia.

Cuando el jugador afro-americano O. J. Simpson, fue acusado de haber asesinado a su esposa, quien era de raza blanca, y fue declarado inocente nadie protestó, nadie se volcó a las calles a reclamar injusticia, y a decir que era un caso de racismo.

Aquí el hecho es que en Estados Unidos no ha podido resolverse el tema de control de armas, que a raíz de la muerte de 20 niños en una escuela en Connecticut tomó más fuerza, pero no suficiente. Así, seguiremos viendo como este sistema le da derecho a otros de seguir matando “en defensa propia”.

Todo material literal o grafico es propiedad de San Luis A Tiempo y no puede ser usado bajo ninguna circunstancia. © 2016 Derechos Reservados.

Scroll to top