¿QUIEN LA MATO..? Reviewed by Momizat on . Segundos después de que se diera a conocer la liberación del sacerdote del Instituto Salesiano José Carlos Contreras, el ex policía Julio Ceballos, quien llevó Segundos después de que se diera a conocer la liberación del sacerdote del Instituto Salesiano José Carlos Contreras, el ex policía Julio Ceballos, quien llevó Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Código Privado » ¿QUIEN LA MATO..?

¿QUIEN LA MATO..?

¿QUIEN LA MATO..?

Segundos después de que se diera a conocer la liberación del sacerdote del Instituto Salesiano José Carlos Contreras, el ex policía Julio Ceballos, quien llevó a cabo una investigación sobre el asesinato de la joven estudiante Shantal, publicó en su cuenta de Facebook material pericial obtenido del expediente de la investigación, que generó un gran debate en redes sociales.

Es decir, en pocos segundos, el único debate público sobre el tema estuvo relacionado a lo moral y ético de la acción de difundir fotos de una joven asesinada y pocos cuestionamientos sobre el tema que realmente debería preocuparnos a todos: si para la justicia mexicana el sacerdote no fue el criminal, entonces, ¿quien mató a Shantal?.

Y después la exigencia de disculpas de todos lados, las misas, las alegrías, los rezos pero también la indignación, el coraje, la impotencia, sentimientos todos, pero ninguna postura firme de que se atrape a el o los responsables del bestial crimen. Un silencio generalizado, un criminal silencio de todos, como si el caso estuviera cerrado “porque así lo dice la Corte”.

No es posible que haya más indignación por un perro abandonado por sus dueños en la calle; que brote el coraje por los poros del cuerpo, porque un maestro bloquea una calle y nos invada un sentimiento de aniquilarlo, si tuviéramos la manera de quitarlo de nuestro camino; que nos desgarremos las vestiduras porque el ex tesorero Soberón comía en restaurantes caros con el dinero del pueblo o que nos cortemos las venas porque Pémex puede ser de “unos cuantos ricos”, como si no lo fuera ya.

De pronto todas esas voces se callaron, de pronto todos aquellos que se ofenden por el “machismo”, la homofobia, la discriminación, no hicieron pronunciamientos, manifestaciones, pancartas o publicaciones en redes sociales, para que el o los asesinos de Shantal sean perseguidos, atrapados y castigados.

Se puede entender que nadie quiere problemas con los poderosos abogados de ese instituto educativo, que ya mostraron sus alcances en la Suprema Corte de Justicia, ni con los también poderosos encargados de la procuración de justicia en la entidad, con el argumento de que “todos tenemos cola que nos pisen y no vaya siendo que si grito, me resbale con una cáscara de plátano”.

Pero la muerte de la jóven estudiante está más allá de esos temores, intereses e influyentismo. El crimen ocurrió en el interior de un centro educativo, como acertadamente lo dijo el secretario de gobierno Cándido Ochoa. Ese es un hecho irrefutable, comprobado.

¿Es posible que en un colegio particular una alumna sea violada, golpeada, asfixiada y asesinada y que a casi seis años de los hechos no haya un responsable en la cárcel?. Si, sí es posible. Y que además la institución educativa exija una disculpa porque uno de sus directivos fue encarcelado y salió libre cuando ya una juez le había aplicado una sentencia de 33 años de prisión?, también es posible y real.

Es más grave para ese colegio que un sacerdote suyo haya sido encarcelado porque una jueza lo encontró culpable, que el hecho de que una estudiante, también suya, haya sido brutalmente muerta en sus instalaciones. Los rectores de la moral tienen ahí un buen punto para entretenerse en una tarde de café.

Y los debates pueden ser muchos, interminables, cada quien con el peso de su conciencia, de sus intereses o de sus sentimientos. Que sí es mejor tener a un criminal libre que a un inocente preso. Que si el anterior gobierno integró mal la averiguación previa. Que si Cándido estuvo en ambas canchas. Que si los salesianos son influyentes. Todo eso no tiene ninguna validez frente a lo que realmente importa y carga una sociedad en su espalda: el crimen de una joven de 16 años que iba a estudiar y encontró la muerte. ¿Quien la mató?

Twitter @lozano_ray

Comments (2)

  • Martin

    Pues yo saque a mis hijos de esa escuelucha y jamás de los jamases nadie de mi familia inscribirá a ningún alumno ahí, cuando me piden mi opinión de ese lugar, es lo peor. Para que hacerse tontos.

    Reply
  • EL HEREJE

    ¿Y LA SECRETARIA DE EDUCACION PUBLICA ESTATAL Y FEDERAL? POR QUE NO TOMA CARTAS EN EL ASUNTO, Y TERMINA POR CLAUSURAR ESTE “CENTRO EDUCATIVO” SALESIANO DE SAN LUIS POTOSI, DADO QUE REPRESENTA UN LUGAR INSEGURO DE CRIMEN ORGANIZADO,, DONDE NO ES POSIBLE QUE SE EXPONGAN NIÑOS Y NIÑAS A VERDADEROS PSICOPATAS ASESINOS. YO PENSE QUE ESTO SOLO PASABA EN EL CINE EN PELICULAS HOLLYWODENSE NORTEamemericanas, PERO NO, QUE LAMENTABLE, QUE “ESTE CENTRO EDUCATIVO” , ESTE TEÑIDO DE SANGRE, BAJAS PASIONES, DE MISOGINO, DE PERVERTIDOS SEXUALES, SADOMASOQUISTAS, DEPREDADORES, PEDERASTAS, GENOCIDAS, PLANTELES EDUCATIVOS DE ESTE TIPO QUE TIENEN UNA DOBLE MORAL, DEBEN SER CLAUSURADOS, YA QUE NO SON APTOS PARA MENORES EN PLENA FORMACION MORAL. ¿O ACASO ESOS SON LOS VALORES QUE ENSEÑAN? POBRE JUVENTUD Y NIÑEZ POTOSINA, VAN A CREAR VERDADEROS MOSTRUOS EL DIA DE MAÑANA

    Reply

Leave a Comment to Martin

Todo material literal o grafico es propiedad de San Luis A Tiempo y no puede ser usado bajo ninguna circunstancia. © 2016 Derechos Reservados.

Scroll to top