SE AGOTÓ LA TOLERANCIA Reviewed by Momizat on . Raymundo Rocha Lozano @lozano_ray     En el Partido Revolucionario Institucional se han tolerado muchos exabruptos de sus militantes, incluso hasta evident Raymundo Rocha Lozano @lozano_ray     En el Partido Revolucionario Institucional se han tolerado muchos exabruptos de sus militantes, incluso hasta evident Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Código Privado » SE AGOTÓ LA TOLERANCIA

SE AGOTÓ LA TOLERANCIA

SE AGOTÓ LA TOLERANCIA

Raymundo Rocha Lozano

@lozano_ray

 

 

En el Partido Revolucionario Institucional se han tolerado muchos exabruptos de sus militantes, incluso hasta evidentes señalamientos de corrupción, escándalos y traiciones, pero lo que jamás puede pasar por alto, es que se le falte al respeto a su líder, al gobernador del estado.

 

En el PRI han volteado hacia otro lado en asuntos muy graves, han aguantado vara, críticas severas por su omisión, por no aplicar los estatutos, por no poner orden y eso generó que los militantes se dieran cuenta de que no había quien los sometiera y empezaron a sentir que se mandaban solos.

 

Hubo militantes, presidentes municipales, diputados, regidores y líderes de sectores que se le pusieron al brinco a los secretarios del gabinete, a los delegados federales, a cualquiera la gritaban, lo tarugueaban, hasta lo insultaban y nadie les decía nada, todo se permitía entre los priístas.

 

Por eso, el diputado Alejandro Segovia cada que podía, subía el tono de sus declaraciones, primero contra el secretario de Finanzas José Luis Ugalde a quien calificó de “catrincito”, pero también contra la Secretaría de Hacienda, contra el titular de la SEDARH, en fin, agarraba parejo.

 

Y tal vez en muchas de sus aseveraciones tenía razón. Decía que los funcionarios no atendían a los ciudadanos, que prometían obras que no llevaban a cabo, que la ayuda jamás llegaba, que el director de Protección Civil solo arrimó 20 cobijas y colchonetas a los damnificados de Armadillo de los Infante.

 

Pero se le pasó la mano. No midió sus palabras y el alcance de las mismas. Se puso con quien no debía, y no solamente porque es el líder de su partido sino porque tiene la investidura de gobernador constitucional del Estado. Insultó al gobernador Juan Manuel Carreras López.

 

Eran de esperarse las consecuencias y él sabía que desde ese momento debía entregar la diputación, era el único camino, porque ni las disculpas, ni los perdones, ni las justificaciones, serían válidas y así fue.

 

La instrucción vino directamente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y Jano Segovia no tuvo más que aceptarla ante el coordinador de su ahora ex bancada Fernando Chávez y el secretario general de gobierno Alejandro Leal.

 

No le sirvieron las disculpas ni reconocer que el gobernador es un buen hombre que ha hecho mucho trabajo por el altiplano potosino, porque finalmente tuvo que dejar el cargo a su suplente.

 

Jano se sentía orgulloso de su oficio como cajero en el negocio familiar que es la frutería y ahora, desde ahí verá el paso de la política a menos que busque otras opciones como las perredistas, perfil que no le queda mal.

 

Leave a Comment

Todo material literal o grafico es propiedad de San Luis A Tiempo y no puede ser usado bajo ninguna circunstancia. © 2016 Derechos Reservados.

Scroll to top