martes, julio 23, 2024
Los 7 Barrios

LAS MUJERES DEL EQUILIBRIO – EDITORIAL

EDITORIAL - LOS SIETE BARRIOS

La elección del martes, de presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, en la persona de la Magistrada, Manuela García Cázares, pone equilibrio en la balanza del Poder en San Luis Potosí, mismo equilibrio que será guiado por mujeres.

Y nos referimos a mujeres, porque no solo el tema atañe al Poder Judicial, sino también al Poder Legislativo, pero eso lo detallamos, más adelante.

En el caso de la elección de presidenta del STJE, solo había dos opciones, la ahora electa Manuela García Cázares, quien tiene ya una carrera dentro del Poder Judicial y la recientemente nombrada Magistrada, Silvia Torres Sánchez, hermana del actual Secretario de Gobierno y quien también había manifestado su interés en presidir el máximo tribunal estatal.

Luego entonces, vino la propuesta de que la novel Magistrada desistiera de su intención y solo quedara la propuesta de García Cázares, lo que fue aceptado y se votó por unanimidad a la ahora presidenta, quien estará por un lapso de dos años, con posibilidad de reelegirse un año más.

Si el acuerdo de bajar a Torres Sánchez fue consensuado con el Ejecutivo o si salió del acuerdo interno y la plena independencia de los integrantes del Poder Judicial, fue lo mejor que le pudo pasar al Estado al gobierno y al propio Poder Judicial.

El Ejecutivo está teniendo un buen desempeño, con el reconocimiento social a las obras y acciones iniciadas, durante el primer año de ejercicio y el inicio del segundo, va por buen camino y no es apoderándose de los demás poderes, como se va a fortalecer para lo que resta del sexenio. La muestra está a nivel nacional y justo en momentos de relevo coincidentes.

Lo mejor que le puede ocurrir al gobierno estatal es construir con base en acuerdos, no en imposiciones. El trabajar con los demás poderes a través del diálogo y el convencimiento, además de legitimar la labor de las instancias involucradas, fortalecerá la vida institucional y democrática del Estado.

Lo mismo ocurre con el Poder Legislativo. Si bien el partido en el Poder tiene la mayoría numérica y las riendas del Congreso desde el inicio de la Legislatura, se vienen cambios y será el PAN en la figura de la diputada Liliana Flores Almazán, quien a partir del próximo mes presida la JUCOPO y encabece los acuerdos políticos y legislativos desde esa instancia.

Ahora sí, viene la chamba de la gobernanza y de los oficios políticos, que si bien, hasta el momento ha sabido llevar bien el Secretario General de Gobierno, Guadalupe Torres Sánchez y su equipo, tendrá que seguir tejiendo fino para lograr los acuerdos y consensos con el Poder Legislativo; así como los acuerdos y el trabajo coordinado con el Poder Judicial.

En lo que toca al Congreso, Flores Almazán tendrá que poner orden en algunas cosas y dar seguimiento a otras, buscando acuerdos y dando un mayor protagonismo al Congreso en la toma de decisiones, a fin de que deje de ser una oficialía de partes y el trabajo de debate y acuerdos, suba su nivel, para bien de los potosinos.

En el caso del Poder Judicial, el trabajo es muy grande y se requieren más de tres años para darle un nuevo rostro, pero la modernización y agilización de los procesos; y comenzar a ser un Poder más transparente, serían sin duda un gran logro que podría presumir García Cázares al final de su gestión.

El 2023 inicia con muchos movimientos en lo institucional y lo político, no olvidemos que será un año ajetreado, pues se definen posiciones para el proceso electoral de 2024, que incluye la sucesión presidencial.

Aquí analizaremos cada uno de los escenarios…

Hasta la próxima…

Leave a Response